CORRER PARA REDUCIR EL ESTRÉS

octubre 27, 2019

Correr nos ayudar a recuperar la energía vital que perdemos durante nuestras horas de trabajo. Además, varios estudios han concluido que correr es perfecto para combatir el estrés. ¿Por qué? Muy sencillo, estos estudios aclaran que la fatiga y el estrés acumulado en el trabajo empieza a bajar a partir de tan solo 10 minutos de carrera continua. ¡Imagínate entonces si corres durante 30 minutos!

CORRER MEJORA LA CALIDAD DEL SUEÑO Y EL DESCANSO

El insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes a nivel mundial. Realizar una actividad física, como correr, da como resultado un desgaste importante de energía. Prácticamente tu cuerpo te pedirá a gritos el descanso, por lo que conciliar el sueño será mucho más fácil y con mejor calidad.

CORRER MEJORA LA AUTOESTIMA Y ELEVA EL ÁNIMO

Cuando corres, tu cuerpo produce endorfinas, una sustancia que se liga directamente con el estado de ánimo. Tu humor cambia desde el primero momento así como tu autoestima, sobre todo cuando logras completar los objetivos que habías planeado.

CORRER MEJORA LA CONCENTRACIÓN

Se ha comprobado que correr ayuda a mejorar la concentración, casi al mismo nivel al que lo logran otras actividades como tocar un instrumento musical. Cuando sales a correr pones en práctica el enfoque a los objetivos, por lo que te acostumbras a concentrarte en una meta.

CORRER ALARGA LA VIDA

Dejamos para el final, el beneficio más genérico y, probablemente, el más importante. Sí, como lo lees. Correr 30 minutos diarios nos puede ayudar a vivir más. Así se desprende de los resultados de un estudio científico elaborado por la Universidad de Brigham Young en EEUU. Esta investigación muestra que aquellos que hacen ejercicio regularmente pueden retrasar el envejecimiento de las células.

También nos sentiremos (y pareceremos) más jóvenes. Cuanto más activos estemos físicamente, menos envejecimiento celular se produce en el interior del cuerpo. La actividad física regular reduce la mortalidad y ayuda a alargar la vida.